Riesgos y Beneficios del uso de Microchip en nuestras mascotas.

En la actualidad está por aprobarse la modificación a la Ley de Protección a los animales, la cual de ser aprobada será vigente a partir del 1 de Enero del 2015. Dentro de las modificaciones que se pretenden hacer se hace obligatoria la implantación del microchip como forma de búsqueda e información en caso de extravío.

 

Por ello, para que conozcas más acerca de este microchip y puedas tener una idea más clara de si la implantación puede beneficiar o no a tu mascota te dejamos las siguientes líneas.

 

Qué es un microchip?:

El microchip es un pequeño circuito que posee el tamaño de un grano de arroz (11,2 mm de largo por 1,2 mm de circunferencia). Para su lectura se requiere de un lector o scanner especial para cada uno de las marcas de microchip existentes.

Existen multiescáner que leen diferentes marcas de chips, sin embargo debido a su alto costo pocas muy pocas veterinarias poseen uno de estos. Al leer diferentes tipos de marcas no significa que lean las diferentes frecuencias que estos manejan, disminuyendo la función de estos.

 

En teoría, la memoria de un microchip permite almacenar un número compuesto por nueve dígitos y cuatro letras los cuales combinados entre sí ofrecen 70 trillones de posibilidades. Esta característica en conjunto con la norma de fabricación hace que cada microchip sea único y no tenga duplicidad.

El número del microchip corresponde a una base de datos donde se almacena la información del responsable como del animal, por lo que siempre debe de estar actualizada.

 

 

Procedimiento de Implantación:

 

El microchip se implanta debajo de la piel del perro con una aguja hipodérmica. No es mucho más grande que la punta de un lápiz. El Médico Veterinario (quien es el único capacitado para hacerlo), no debemos permitir que sea gente ajena a la profesión, ya que un chip mal implantado puede aumentar los riesgos asociados.

El procedimiento consiste en inyectar con una aguja por debajo de la piel del perro el microchip, generalmente la aplicación es en la espalda, entre los omóplatos. Cuando se la retira la aguja, el microchip queda debajo de la piel.

La inyección no produce más que un dolor momentáneo, ni va más allá ya que no se tocan terminaciones nerviosas, al quedarse subcutáneo. Algunos países sugieren el uso de anestésicos locales, sin embargo esto no es necesario.

 

El lector de microchips:

 

El otro componente fundamental del “Sistema de identificación ” es el lector de microchips, el cual permite “leer” el número grabado en un microchip.

Para esto utiliza un emisor de ondas de radio de baja frecuencia, las cuales atraviesan la piel del animal e inducen que el microchip retransmita una señal de rebote.
Esta señal es recogida por el mismo lector el cual la decodifica y la convierte en el número correspondiente, que es desplegado en la pantalla de cristal líquido que posee el aparato.

 

 

Existen varias empresas de microchips y lectores. No todos son compatibles ni todos tienen la misma habilidad para detectar el chip, ya que el chip se puede mover. Existen lectores universales que son lo que pueden leer chips de diferentes empresas. Pero no necesariamente pueda leer chips con distintas frecuencias que se usan en otros países.

 

Ventajas y desventajas del uso del microchip:


Es una forma de identificación difícil de alterar a comparación de una placa o collar que puede romperse o caerse de nuestra mascota, en caso de extravío de nuestro perro o  gato este microchip podría facilitar encontrarlo.

Al encontrarse un animal en situación de calle que posee el microchip  será más fácil ubicar a la persona que lo abandono y de esta manera podría recibir una multa.  (Este depende mucho en que tanto la información se encuentre actualizada en el sistema de datos. Si existe un cambio de teléfono, domicilio o de responsable es muy importante notificarlo ya que si no, entonces no podrá darse aviso al propietario del animal si este es perdido)

 

Se han reportado casos de desarrollo de tumores en el sitio del implante ó cerca de él. No se trata de casos aislados o reportes clínicos, se trata de casos que han sido ampliamente documentados y publicados en revistas de reconocimiento científico internacional. Pese a esto, cabe aclarar algunos puntos:

1)      la incidencia de tumores malignos producida por microchips ES BAJA (pero existe).

Un tumor puede ser una fibrosis "normal" desarrollada por la simple presencia de un cuerpo extraño. Es una fibrosis similar a la que se presenta en algunos animales cuando se les realiza una cirugía y las suturas provocan reacción. Es una lesión molesta pero que en la mayoría de los casos no evoluciona a un cáncer maligno. Para que evolucione a un tumor maligno deben juntarse varios aspectos; la más importante es la susceptibilidad individual por la raza y por el estatus de salud en el sistema inmunológico.

 

2)      Existen múltiples estudios en ratas en los que se ha demostrado que el material de los microchips les produjeron diversos tipos de cáncer; sin embargo recuerda que la extrapolación de datos de una especie a otra es un error.

 

Nunca hay que olvidar que estamos implantando un cuerpo extraño bajo la piel de nuestra mascota.

 

Otra desventaja es que si no se cuenta con el lector apropiado para obtener la información que se encuentra en el microchip de ninguna manera podremos identificar a nuestra mascota.



 

 

En conclusión, debemos entender que lo más importante  para evitar accidentes en nuestras mascotas, como; extravíos o atropellamientos es educarlos, ya que un perro que no acude al llamado posee un mayor riesgo de que salga corriendo. De esta manera, si evaluamos los riesgos es posible que valga más la pena de insertarle el microchip a nuestras mascotas para aumentar las posibilidades de encontrarlo, pero no lo garantiza ni lo protege de ser atropellado. 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    laura (miércoles, 24 febrero 2016 18:14)

    y si se rompe el microchip que pasa?

  • #2

    anonimo (viernes, 07 octubre 2016 21:42)

    no me sirve
    ocupo beneficios del microchip
    posdata: ala karolina le gusta el barajas