ELEGIR UN COLLAR PARA MI PERRO

Una de las decisiones más importantes de un Papá o Mamá de un perrito (chuchito), es elegir el collar adecuado. Muchos optan por un collar de castigo, especialmente si el perro es grande, por ejemplo un Pitbull, Pastor, Doberman, etc.

 

Entre este género de collares existe el collar de castigo general, el collar de castigo con picos, y hasta el que da toques (eléctrico). Incluso se habla mucho del collar de castigo Alemán, que es mejor porque aprieta más.

 

Estos collares son recomendados (por los 'jala pescuezos') para que su perrito deje de jalar. La verdad es que los perros pueden jalar aún con todo y el dolor causado por estos collares, hasta pueden dañarse la traquea o cortar el oxígeno que va al cerebro y terminar en el hospital u ahorcados.

 

El collar de toques causa tanto daño psicológico que muchos perros nunca se recuperan, no importa cuanta terapia les den.

 

Hay un lugar para estos collares LA BASURA!!!

 

Si quiere que su perro no jale, hay métodos que si funcionan. Un buen entrenamiento positivo y/o una pechera especialmente diseñanda para desanimarlo a jalar, ejemplo: Freedom No Pull Harness.

 

Utilice collar de broche resistente o uno tipo Martingale, dependiendo el perro. En mi opinión los sintéticos son mejores sobre los de piel ya que no guardan olores, causando menos tentación al perro para que lo muerda, y resiste mejor a los elementos climáticos.

Escribir comentario

Comentarios: 0