¿¿¨Rapar¨ a mi perro porque hace calor o muda su pelo?? ¡JAMÁS!

Rapar a un perro es una irresponsabilidad producto de la ignorancia.

¡¡¡NO A LOS RAPADOS EN VERANO!!!

En verano es frecuente ver por la calle perros graciosamente rapados y

a sus dueños felices porque piensan que así sus mascotas están más fresquitas. ¡Qué error!

Cuando un perro llega a la peluquería con el manto “estratégicamente anudado”,

resulta realmente trabajoso para el profesional, y especialmente pesado para el propio perro,

soportar una intensa sesión de desenredo.

De ahí que algunos peluqueros opten por dar un intenso rapado, pese a los riesgos de salud que esto conlleva.

 

Ningún perro debe de ser rapado NUNCA

¿Por qué? 

La principal función del pelo en el perro es la de proteger la piel, ya que ésta cumple diversas funciones metabólicas, sensitivas, termorreguladoras y de protección:

  • Protege la piel del frío (aislándolo),
  • Protege del calor (ralentiza el proceso de absorción del calor),
  • Hace efecto paraguas cuando llueve,
  • Mantiene las grasas naturales equilibradas
  • Evita infecciones y dermatitis,
  • Filtra los rayos UV
  • Evita arañazos, rascadas, desgarros …
  • Protege de las picadas de mosquito y de las moscas dificultando que lleguen hasta la piel.

¡MALAS DECISIONES!

 

A veces, caemos en el error de creer que si en verano o en plena ola de calor rapamos el pelo a nuestros peludos ( de pelo largo y corto) lo aliviaremos haciendo que tenga menos calor, lo cual es INCORRECTO.

También caemos en el error de pensar que si nuestro peludo esta en pleno proceso de muda cortándolo dejará de ¨tirar¨ tanto pelo, sin embargo; la muda es el proceso natural por el que el perro se protege del calor o del frío, por lo que cortarlo no servira de nada, ya que lo único que estamos haciendo es disminuir el tamaño del pelo más no la cantidad que por necesidad biológica del animal deberá mudar.

Lo único que provocamos con estas acciones es que nuestro peludo tenga aún más calor,  ya que le estamos quitando la protección que le ayuda a regular su temperatura, sin contar que el sol le puede quemar la piel pudiéndole ocasionar quemaduras o incluso un melanoma entre otros; sin mencionar que alteramos el crecimiento natural de su pelo y por ende no volverá a crecer de la misma forma.

 

Peligros al rapar a nuestros perros: 

  • Golpe de calor.
  • Piel expuesta a picaduras de mosquito y por tanto mayor probabilidad de padecer entre otras la terrible Leishmania.
  • Quemaduras por el sol
  • Melanoma.
  • Al volver a crecer, crece débil, disminuyendo así su función protectora.
  • El subpelo crece más rápido que el pelo de coberetura, sobresaliendo más y asfixiándolo de manera que no puede crecer bien y obligando a rapar de nuevo. Hecho que inicia un círculo vicioso en el que el pelo del perro nunca volverá a ser el mismo y por tanto el perro ya no tendrá esa protección.
  • Rozaduras, arañazos, rascadas, desgarros.
  • Alopecia, clavas y ronchas.
  • Irritación de la piel.
  • Sequedad en piel y pelo al romperse el equilibrio de las grasas naturales de la piel.

¡¡¡¡CEPILLA, NO RAPES!!

*Nunca pidas ni permitas que el estilista de tu peludo corte

todo el  pelo de su cuerpo (excepto áreas genitales, cojinetes y algunas otras zonas que lo requieren ciertos cortes) con una navaja #10 o mayor a este número o en contra dirección del crecimiento normal de su pelo*


En conclusión... Si realmente quieres y te importa la salud de tu peludo JAMÁS optes por raparlo, bajo ninguna circunstancia que no sea un problema de salud que lo requiera y haya sido indicado por su Mvz.

Si lo que quieres es hacerle un lindo corte a tu peludo, pregunta a su estilista canino profesional sobre sugerencias de cómo realizar el corte sin la necesidad de rapar ( si no tiene alguna opción cambia de estilista urgentemente).

En caso de que tu peludo este pasando por un proceso de muda, lo mejor es realizar un cepillado o deslanado (dependiendo de la raza) con cierta frecuencia, para evitar pelo enredado, exceso de pelo muerto (que terminará en tu ropa, muebles etc), lo cual también podría ocasionar problemas de piel.

Recuerda que es necesario acudir con cierta frecuencia con un estilista canino profesional para que el le de los cuidados necesarios que el pelo y piel de tu perro puedan llegar a necesitar, y no olvides dar cierto mantenimiento en casa también, ya que su salud también es parte de tu responsabilidad hacia el.

 La responsabilidad de esto no es del profesional sino de cada propietario.

Hoy en día existen champús, acondicionadores, productos desenredantes y cepillos especializados que facilitan enormemente el control de los nudos. Basta con cinco minutos al día.

Es frecuente acudir al profesional con el perro lleno de nudos, y esto, NO ES CORRECTO.

 Para que el profesional pueda dar el corte adecuado es necesario trabajar sobre mantos desenredados.

El profesional debe tener las herramientas y la experiencia adecuadas para corregir y resolver pequeños nudos.

No mantos imposibles.

Agenda con nosotros el servicio de estética canina profesional por este medio.

(Los únicos requisitos para agendar son:  RESPONSABILIDAD y PUNTUALIDAD)

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.

Recibirás un correo por parte de nuestro equipo confirmando tu cita.

De no recibirlo en un lapso de 24hrs te pedimos nos regales un nuevo mensaje por este medio.

Gracias


Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Jorge Gamas (viernes, 19 mayo 2017 21:36)

    Bañado y que me recomienden tipo de corte el pelo es tipo Golde peludo